Además de dar un montón de datos históricos y de contexto se nota que (Rudy) hace sus tours con mucho cariño y con unas ganas genuinas de que los que visitamos San Cristóbal de las Casas comprendamos cómo viven sus gentes y los movimientos políticos que llevan luchando desde hace 25 años en la zona. El tour además incluye una cata de pox, una bebida local que está deliciosa. ¡Muy recomendable!